¿Por qué es el color verde el más común en las auroras?

Cuando vemos las auroras en el cielo o en la mayor parte de fotos, el color que predomina es el verde, ¿por qué? Os lo contamos.

21 de octubre 2018

Si preguntamos a cualquier persona de qué color son las auroras boreales, la gran gran mayoría nos contestará que verdes. Es como las vemos en los documentales, en Instagram y también en la realidad. ¿De dónde sale ese color verde? ¿pueden haber de otros colores?... Os lo explicamos a continuación.

"Las 50 sombras de verde"

Aurora boreal en Kabelvåg el pasado 6 de octubre

Empezamos por el final y contestando a la segunda pregunta sobre si se pueden ver auroras de más colores además del verde, la respuesta es . Según nos cuentan en uno de los blogs que más nos gustan sobre auroras (The Aurora Zone), el rango de colores que podemos observar son el verde, rojo, amarillo, rosa y azul o púrpura. Tomando prestada la frase que titula este apartado, nos indican que podemos tener infinitas tonalidades de verde, en este caso y del resto de colores citados también. En todas nuestras salidas, él único color que hemos podido observar ha sido el verde, lo que indica la dificultad de poder ver el resto.

¿De dónde sale este color?

La respuesta en este caso es puramente científica, el color depende de la altitud donde se produce la aurora. Entrando un poco más en el detalle técnico y que profundizaremos en los siguientes posts del blog, la aurora se produce cuando chocan las partículas solares con nuestra atmósfera. Dentro de ella hay distintos gases como el oxígeno y el nitrógeno, los cuáles predominan a distintas altitudes. En función del choque con qué partículas sea y con qué intensidad, se genera un color diferente.

¿Y por qué el verde?

Aurora boreal en Hamnøy el pasado enero

Como nos indica otro de nuestros blogs favoritos - cuyo nombre nos encanta porque somos de una zona donde hay muchos restos de dinosaurios - , (Aurorasaurus), el nitrógeno es el elemento que predomina en nuestra atmósfera, pero en las altitudes donde se generan las auroras (100Km a 500Km), es el oxígeno. El choque entre las partículas solares y el oxígeno genera dos colores, el verde o el rojo y la diferencia entre generar uno u otro es la intensidad con la que el sol envía sus partículas. A mayor intensidad mayor probabilidad de ver el color rojo, pero en una intensidad normal, el verde es el color. Como resumen, solamente es posible ver el color rojo en días donde haya una tormenta solar, de las que hablaremos otro día.

¿Y el resto de colores?

Red and green auroras

El resto de colores, como el rosa y el amarillo, surgen de la unión entre el verde y el rojo y, por tanto, es necesario tener ambos colores para que nos ofrezcan estas tonalidades. Por último el azul o púrpura aparecen cuando el choque se produce con el nitrógeno, en lugar de con el oxígeno. Este choque suele ser a menos de 100 Km de altura y no es muy frecuente.

Os animamos a ver las "50 sombras de verde". Estamos seguros que os gustarán más que la película :).

Nicolás Manero - Fiordo Polar