Nos vamos de viaje organizado a Noruega, a las Islas Lofoten, a ver auroras boreales, ¿te apuntas?

Iniciamos el blog de la web donde hablaremos de las Islas Lofoten, Noruega y la aurora boreal.
¿Te animas a venir con nosotros para descubrirlas?

25 de marzo 2018
Fiordo Polar, viajes acompañados a las Islas Lofoten, donde ver auroras boreales

"¿Es necesaria otra agencia de viajes?" Es la primera pregunta que me vino a la cabeza cuando nos planteamos el proyecto. Mi primera impresión fue una respuesta negativa, más cuando no recuerdo la última vez que viajé con una. A continuación os cuento lo que me hizo cambiar de opinión.

Durante mis visitas a Noruega, da igual que fuera en primavera, verano, otoño o invierno, siempre me ha venido a la cabeza la misma impresión, enseñar a mis familiares y amigos las maravillas del país. Sus paisajes, sus cambios de temperatura, sus montañas, sus fiordos, sus majestuosas cataratas, el Preikestolen, Trolltunga, los glaciares, y como no, la aurora boreal. Podría llegar a más de 100 cosas que me fascinan, cada vez que visito el país.

La primera vez que vi las auroras boreales, también llamadas luces del norte, fue un octubre de 2004, en la laponia finlandesa, de camino a Cabo Norte. Aquella imagen no la olvidaré jamás: una carretera vacía rodeada de flacos pinos (imagen típica del país), 5 grados bajo cero, noche estrellada y de momento..., bum!!! la aurora boreal apareció. Lo negro se volvió verde, la tranquilidad se volvió movimiento, y el silencio lapón se transformó en gritos y excitación. Desde ese día, todos los inviernos he pensado en volver a esas latitudes.

Primera visita a Cabo Norte, en octubre del 2004

En ese mismo viaje, después de llegar a Cabo Norte (Nordkapp en noruego), circulamos hacia el sur, por la costa noruega, pasando por Hammerfest (la ciudad más al norte del mundo según indican), Alta y sus pinturas rupestres Patrimonio de la Humanidad, llegando a las Islas Lofoten, donde me fue imposible cerrar la boca. Cada kilómetro que conducíamos, cada curva que tomábamos, cada localidad que visitábamos, era mejor y más impresionante que la anterior.

Uno de los múltiples puentes de las Lofoten

Desde ese día, siempre he querido que la gente que me importa conociera estas islas y tuviera la oportunidad de vivir, ver y fotografiar las auroras boreales, en estos paisajes nórdicos.

Después de volver a las islas el pasado enero junto a mi familia, me reafirmé en la opinión de poder enseñar las Islas Lofoten a viajeros que quieran vivir las mismas experiencias que yo, y hacerlo en otoño - invierno, una época mágica que hace que la luz de las Lofoten sea espectacular, donde los amaneceres y atardeceres duran horas, y el cielo pasa del rojo durante el día, al negro durante la noche, y al verde cuando aparecen las auroras.

Uno de las auroras boreales vistas el pasado enero, en nuestro último viaje

Para poder facilitar que los viajeros puedan ir durante todo el viaje con la boca abierta, como me pasó a mí la primera vez, montamos esta agencia de viajes organizados a Noruega, en la que no queremos que vayáis solos y que tengáis que preocuparos del frío, el estado de la carretera, el idioma, el encontrar las auroras... todo lo contrario, queremos ir con vosotros en todo momento, de forma que la única preocupación sea mantener los ojos abiertos y la cámara con la batería cargada. Iremos en un grupo reducido de máximo 8 personas.

Estoy seguro que os gustará tanto como a mí.

Nicolás Manero, fundador de Fiordo Polar